DE LEH A MANALI Y MANALI

15 de Octubre del 2008

Estamos en Manali, un pueblecito muy turístico y animado en la región del Himachal Pradesh. Está lloviendo a cántaros y es imposible poder salir a pasear tranquilamente. Nos hemos metido en un chiringito para tomarnos un chai y aprovechar para escribir algo.

Laura está con nuestro nuevo amigo polaco Andrew revisando unas fotos, le conocimos en el trayecto de Leh a Manali y compartiremos con él unos días. Tiene unos 60 años y se ha recorrido Ucraina, Turquia, Iran, Pakistan y parte de India. Y lo que le queda... está jubilado y con lo que le pagan de alquiler por su piso viaja todo el tiempo.

Hemos dormido estos dos días en Manali en un hotel con cama muy cómoda y agua caliente en la ducha!! aquí siempre hay agua caliente con cubos y es un coñazo ducharse... El hotel nos cuesta 200 rupias por noche los dos con desayuno incluido (HOTEL TIRUPATI CLASSIC, 3-4 Model Town, Manali).
Los colchones aquí suelen ser muy duros y finos, además que casi todas las camas tienen cabecera y pies de madera y esto me impide estirarme bien. Alguna noche he acabado durmiendo en el suelo.
Esta tarde partimos en autocar “relax” hacia el pueblo donde reside el Dalai Lama (Dharamsala). Está a 10 horas de aquí y hemos decidido coger el autobús nocturno para ahorrarnos una noche de hotel y que el viaje no se haga muy largo. En teoría estos autocares tienen asientos reclinables y se puede ir durmiendo.... tengo ganas de verlos...

Manali es un pueblo muy animado, tiene la parte nueva y la parte vieja. Hay muchas tiendas y comercios y se pueden practicar muchos deportes de aventura. Es la región de la India por excelencia para los deportes de aventura.
La comida es buena y variada, además de tener pastelerías con mucha variedad.
En la parte nueva hay una zona de callecitas estrechas con muchas tiendecitas, puestos de comida local y teterías donde poder tomarse un buen chai por 5 rupias.


Ayer fuimos a visitar un templo que hay muy cerca del centro (no recuerdo el nombre) y había un hombre con una serpiente enorme. Era una Boa y pesaba 20 Kg. La tenía para que la gente se echara fotos con ella y Laura no perdió la ocasión de posar con ella de mil maneras distintas…
El dueño tenía otra serpiente muy chiquitita, que era la hija de la grande y se empeñó en que se la comprásemos por 2000 rupias.


El viaje desde Leh hasta este pueblo fue realmente una tortura... había dos formas de venir, en minibus (1300 rupias por persona) y en taxi 4x4 (1500 rupias por persona). En teoría el taxi era más rápido y fiable, además de ser más cómodo y más caro.
Ambos salían a las 2 de la madrugada y llegaban a Manali 14 horas después.
Bien, os explico como fue nuestro tortuoso viaje de 17 horas casi sin parar...

1:30 de la madrugada del Lunes 13 de Octubre, nos personamos en la estación de autobuses de Leh para colocar nuestras mochilas en la vaca del 4x4.
Después de esperar casi 30 minutos en la estación con un frío que pelaba, llega el coche, un TATA 4x4 de 10 plazas. Una fila con el conductor y dos personas más (teóricamente nosotros...), una segunda fila con tres personas y el maletero con 4 asientos alineados dos y dos en cada lateral (se les partirá el cuello a quien vaya en estos asientos de llevarlo retorcido para poder mirar hacia delante...).
Nosotros en teoría habíamos reservado los dos asientos de delante, ya que eran los mejores y más caros. Nos sentamos Laura y yo y, además de no coger de ancho (la palanca de cambios está en medio del coche y el que va en medio ha de tener las piernas apartadas), lar rodillas nos tocaban con el salpicadero, y esto poniéndonos muy apretados, imagínate las 14 horas que nos esperaban... Los asientos eran fijos y no se podían mover.
Hablamos con el conductor y conseguimos que nos cambiara los asientos por los de la 2ª fila. Probamos y parecían ser un poco más holgados, pero igualmente una vez sentado no podías ni moverte...

Además de esto, los asientos eran muy bajitos y no tenían reposacabezas, por lo que después de 40 minutos de trayecto, todo el mundo se empezó a quedar dormido y era gracioso ver los cabezazos que se daban contra el salpicadero, los cristales y entre ellos mismos... Fue divertido verlo hasta que los 4 que iban en el maletero empezaron a invadir nuestros asientos y tenías que estar todo el rato quitándoles los brazos, las cabezas...

La carretera era a ratos asfaltada, a ratos camino de piedras, a ratos campo a través con nieve, ríos cruzando la carretera...
Empieza a entrarnos la morriña y no había forma humana de colocarse para poder echar una cabezadita... además de no poder apoyar la cabeza en ningún sitio, el movimiento del coche era espeluznante todo el rato y a la que te despistabas te dabas una ostia contra algo o alguien que se te pasaba el sueño de golpe.

La mala ostia se empieza a apoderar de nosotros y, entonces, empiezan los problemas de convivencia típicos de 10 personas en 3 metros cuadrados... Que si uno tiene calor y abre la ventana, a lo que el otro se queda pasmado y le insiste en que la cierre. El otro pone la música del móvil a toda pastilla, canciones que no se diferenciaban unas de otras, con un ritmillo de esos cansinos y penetrantes... menos mal que era el grupo de moda de la región...
El otro fuma más que un carretero y para no molestar se abre la ventana, con la consiguiente entrada de frío polar... En puertos de montaña de 5000 metros en plena noche es normal que haga frío polar... pero siendo un taxi de lujo no podría encender la calefacción?? pensábamos nosotros, pero a ver quien se lo explica al que abre la ventanilla cada vez que te despistas...

Las horas van pasando muy lentamente y no paramos de ver minibuses con toda la gente de dentro dormida... con sus cabezales... con su espacio para las piernas... y encima han pagado menos que nosotros... y además nos adelantan... ¡¡¡vaya mierda!!!

La mala ostia, con la tensión, el frío y el sueño acumulado van haciendo mella y llega la hora de ... ¡¡ las rampas en las piernas !! son cojonudas, te estiras en el acto y encuentras el hueco que antes no veías...

Menos mal que a veces Dios existe y al momento el coche paró en una explanada enorme a más de 4000 metros de altura con un montón de tiendas de campaña diseminadas y todo el suelo lleno de basura.
Al bajar del coche no podíamos casi ni andar... pero el calor del fuego que avistábamos a unos 100 metros de distancia hacia que el largo camino mereciese la pena...
Nos tomamos un Chai bien calentito al lado del fuego y, cuando estábamos empezando a recuperarnos un poco escuchamos la bocina de nuestro cómodo taxi... nooooo!!!! estábamos dispuestos a irnos con un minibus y pagar otra vez el billete, pero todos venían llenos... por que sería??

Bueno, el sol empezó a salir y el frío polar que la nieve de nuestro alrededor desprendía se atenuaba a cada minuto, que alivio, como se agradece el solecito... la chapa de la puerta del coche empezó a calentarse y ya no hacía falta ir todo el rato encojido para no tocarla.

El buen paisaje de montañas nevadas y valles con más de 2 metros de nieve a cada lado de la carretera nos ayuda a amenizar el tiempo y a hacer muchas fotos, muchas de las cuales salían movidas por el constante movimiento del coche.


Las distancias aquí son enormes y para recorrer 32 km hemos necesitado más de una hora. La distancia total a cubrir es de casi 500 km, por lo que si hacéis cuentas podréis ver que las 14 horas teóricas no se van a cumplir...

Según un hito de la carretera ya solo nos faltan 120 km, pero el camino cada vez es más malo y el tráfico aumenta.

Pasan las horas y ya solo nos quedan 80 km, estamos en la punta de arriba del que será el último puerto de montaña y el sol empieza a esconderse tras las montañas nevadas, el frío polar se empieza a notar otra vez y la chapa del coche está cada vez más fría... empezamos a descoronar la montaña cuando..... que es esto!!!! había una caravana de camiones, coches, motos, tractores, un montón de caballos, gente andando.... vamos que los 80 km que nos quedaban nos iban a costar más de 3 horas recorrerlos.

Después de estar parados unos 10 minutos esperando que los que subían y bajaban se pusieran de acuerdo pudimos descubrir que había una carrera de caballos y mucha gente había venido a verla.

Al fin llegamos a nuestro destino y nos dispusimos a buscar hotel, tarea que por suerte no nos robó mucho tiempo ya que en menos de 10 minutos nos habían ofrecido dos hoteles y nos quedamos con el 2º.

Hemos rezado esta mañana para que el autobús en el que viajaremos esta noche sea realmente de relax.

Durante el camino, hemos descubierto que en India tienen una herramienta que en el resto del mundo no existe, es... la pala cuerda!!! resulta que aqui son mas cuidadosos con la salud del obrero que maneja la pala y le han puesto un ayudante. Pero.... como pueden dos personas maniobrar con una sola pala?? aqui han descubierto el sistema!!! Mientras que el obrero principal empuja la pala con fuerza, su ayudante ubicado enfrente de el tira de la pala mediante una cuerda aliviandole mucho el esfuerzo. Es un gran trabajo de cordinacion y se precisa mucho tiempo de practica.



Lo que si que sabemos a ciencia cierta es que nunca más cogeremos un taxi de lujo para distancias largas sin antes verlo y probarlo.


e-mail: unpaseilloporelmundo@hotmail.com

3 comentarios:

Luisa dijo...

Hola,guapisimos que sepais que os estamos siguiendo por vuestra aventura , por cierto Laura....que pedazo de serpientee uffff.
Muchos besos y sobre todo cuidaros mucho.....

LuisaY Adolfo

jaime dijo...

Hola Pareja...

Si vais mucho con españoles no aprendereis el idioma... es que soys como la sant miguel.
Depués de leer vuestras aventuras no se si tener envidia de como os lo estais pasando.
Portaos bien. Un abrazo muy grande para la laura, pal Emi un besito...

pittyvision dijo...

Hola wapos!stoy engangada con vuestro paseillo desde el primer día y tengo que decir que a veces noto el frio y el solecillo porque
lo esplicais con tanto detalle que es como vivirlo en primera persona,
Laura como te atreves con semejante serpiente eres la hostia, con todo lo que te queda por delante y tu arriesgando. Estais wapiiisimos en las fotos
se os ve una cara de relax y felicidad que es una envidia.
Si en algun momento necesitais conductora ya sabes lo dejo todo y voy pa ya, jejeje.Disfrutar muxooooooo y cuidaros. Un besazo muy fuerte para los dos.