DE SRINAGAR A LEH

8 y 9 de octubre de 2008


8 de la mañana en la estación de autobuses de Srinagar. Subidos en un autobús de clase SUPER DELUXE nos disponemos a partir hacía Leh. Ubicado en la región de Jammu y Cachemira, en la parte norte de Ladakh se alza Leh, una población de unos 29.000 habitantes y situada a una altura de 3.505 m sobre el nivel del mar.


Tras varias paradas para descansar, comer, ir al baño (en el campo), y pasar unas tantos de controles militares… llegamos tras 10 horas de trayecto a Kargil. Ciudad a mitad de camino en dirección a Leh.


Un viaje peculiar por entre las montañas, a ratos, nevadas. Recuerdo una de las paradas… Drass, me llamó la atención un cartel que decía y traduzco: Bienvenidos a Drass, la segunda población habitada más fría del mundo.


Dicen de ella que puedes estar de cintura para arriba al sol y de cintura hacía abajo en la sombra y sufrir al mismo tiempo insolación y congelación. Vaya tela, verdad? Yo por si acaso no lo probé.


Una vez en Kargil nos hospedamos en un guest house por 150 rupias los dos, y esa noche… descansamos de maravilla.


Toc toc… las 4.30 de la mañana, recogemos nuestras cosas y nos vamos a la estación de autobuses para proseguir el viaje con destino Leh.


Solo nos separaban unos 340 kilometros, pero teniendo en cuenta las condiciones de la carretera y la velocidad a la que iba el autobús… las 12 horas que tardamos nos parecieron gloria. Menos mal que la carretera está siendo reformada (más bien la están construyendo, porque haber haber, lo que se dice haber… tampoco es que hubiera mucha carretera).


No me quiero ni imaginar como seria hace unos años atrás. Aún y así vimos un camión que se había despeñado por un barranco (por suerte sin muertes).


Sinceramente una experiencia única, el recorrido, con la cordillera del Himalaya como compañera de fondo y unos

paisajes extraordinarios…
















5 de la tarde, llegamos a Leh. Se respira un aire totalmente diferente.


La cultura budista abunda y la amabilidad y buena educación se antepone a la fatiga por el largo trayecto en autobús.


Por fin podemos decir que nos sentimos realmente a gusto y en un ambiente confortable.


Nos alojamos en un hotel cerca de la

estación de autobuses y a 5 minutos del centro.


Después de dejar las mochilas en el hotel (Hotel Khayul: 300 rupias noche) y con ganas de visitar un poco el pueblo antes del anochecer, estábamos en una librería cuando… sorpresa!!!… y muy buena… voces conocidas…dos españoles… jajaja y de Bilbao…”aiva la hostia”. Que chicos mas majos (Roberto y Asier).


Nos tomamos un te en la terraza de un restaurante (que frío pasaste Asier, vaya chicarrón del norte estás hecho) y después… ohhhhhhhhhhh la primera cena (y comida y desayuno…) decente después de dos semanas en la India. Uhmmm que ricoque estaba todo. Y bla bla bla, charlamos hasta tarde sentados en un restaurante tibetano acompañados de un calentito te (black tea para ellos y un Chai milk para nosotros) y así hasta que nos “echaron”, jejeje.



Ellos mañana se marchan 4 días al valle de Nubra y no regresan hasta el domingo por la tarde. Pero merece la pena esperar… así que chicos… nos vemos…



CURIOSIDADES


Alimentación: Es increíble lo que hacen unos cientos de Km de distan

cia. En Srinagar por ejemplo… para comer, para cenar… arroz con…

En cambio en Leh tienen mucha mas variedad, desde Thukpa (plato típico tibetano compuesto a base de fideos con verduras en un bol y preparado a modo de sopa) hasta pizza (muy buenas, por cierto) y lasaña, y tortillas de mil variedades, lassis (yogur con fruta), unos postres exquisitos, etc… uhmm que rico toito.


Idioma y Religión: Mientras que en Srinagar (Cahemira), predomina la religión musulmana y las lenguas que utilizan son EL URDU, EL KASHMIR Y EL INGLES, en Leh (Ladack) abunda la cultura budista y como idiomas tienen EL LADACKI, EL TIBETANO, EL HINDI Y EL INGLES.

Animales: Ya sabeis que en la India las vacas son sagradas y que es de lo mas normal verlas campar a sus anchas por las calles. Pero lo más curioso de Leh son los burros. Durante el verano y por el día los burros están desperdigados por todo el pueblo comiendo hierbas y otras más delicatessen que en la vía pública pueden encontrarse. Pero las noches son frías y cuando el invierno aprieta… nada mejor que un burro en casa para mantener a la familia calentita… si señores… los usan a modo de estufa… eso si es energia sostenible y lo demás son tonterías… donde se ponga un buen burro…




e-mail: unpaseilloporelmundo@hotmail.com

1 comentario:

Ada and family dijo...

Hola, chavales,
Os escribimos desde un nuevo PC que nos hemos comprado "un pepino" gracias a vuestras cosillas que vendimos en un Cash&Converter's. Curiosamente, por lo que más nos han dado es por el espejo, que parece ser que vale una pasta, hasta hemos abierto una cuenta en Suiza, aquí la cosa está muy malita, para cuando Ada vaya a la Universidad que os lo agradece enormemente al igual que nosotros. ¡Qué chicos más generosos! nuestros mejores embajadores. Un abrazo fuertote desde Montornès.